Tendencias actuales en retail: cómo adaptarse para el éxito

Adaptarse a las nuevas tendencias es fundamental en todos los sectores, pero especialmente en el del retail. Te contamos cómo optimizar al máximo tu punto de venta con las últimas tendencias.

tendencias en el retail

Como ocurre en la actualidad con todos los sectores, el del retail está experimentando una transformación sin precedentes fruto de los avances tecnológicos pero, especialmente, por el impacto que producen estos en los hábitos y comportamientos del consumidor.

La velocidad de implantación y asimilación de novedades por parte del consumidor es, a menudo, mucho más rápida que la capacidad de adaptación de los equipos de las empresas. Esto acaba acentuando las diferencias entre las marcas referente, que lideran la innovación y se adaptan de forma ágil al nuevo consumidor, y las que van «a rebufo» en función de los movimientos de la competencia.

Como consecuencia, las marcas están complementando su expertise interno con el de consultoras especializadas en la optimización de su efectividad en el punto de venta.

¿Cuáles son las tendencias que están marcando la hoja de ruta del sector retail en el punto de venta físico este 2024? Resumimos a continuación, algunas de las más destacadas.

Personalización llevada al extremo

La personalización no es algo novedoso en retail, pero su importancia y efectividad no deja de crecer. De alguna forma, podríamos afirmar que los consumidores recorren los puntos de venta con un radar que se limita a identificar «¿Qué hay aquí para mi?». Todo lo que no responde a una respuesta a sus necesidades de forma ágil es ignorado.

Experiencias omnicanal y sin fisuras en canales on y off

Estrechamente relacionado con la exigencia de personalización, el consumidor demanda experiencias de interacción y compra sin fisuras. Esta experiencia debe producirse con independencia de si ésta se produce en canal online o físico ya que, como clientes, no somos capaces de diferenciar de forma clara cuando una interacción es online u offline y asumimos nuestras relaciones con las marcas como un todo que combina varios canales. Las empresas deben asegurarse de que todos los puntos de contacto con el cliente estén integrados, proporcionando una experiencia de usuario fluida.

Esto incluye aspectos como el inventario sincronizado o la posibilidad de comprar online y recoger en tienda, así como utilizar los datos del cliente de manera efectiva a través de todos los canales.

Entre un 25 y un 30% de los consumidores combina habitualmente compras online y offline y este porcentaje no ha dejado de crecer en los últimos años.

Vuelta a lo humano y mayores alternativas en tienda

La digitalización ha acostumbrado al consumidor a una inmediatez y velocidad de respuesta sin precedentes. Al no diferenciar entre canales online y offline en su experiencia omnicanal con las marcas, sus expectativas en ambos canales son idénticas. La facilidad para resolver sus necesidades en el punto de venta física debe estar a la altura de las costumbres que ha adquirido en canales online.

Ejemplos de ello son: la facilidad para el autopago evitando aglomeraciones, la rotulación y disposición de productos efectiva que le permita encontrar rápidamente lo que está buscando o la información adicional sobre productos ya sea en el etiquetado, formatos complementarios informativos o la propia argumentación de los equipos del punto de venta.

Sostenibilidad y ética

Cada vez más cobran mayor relevancia para los consumidores la sostenibilidad y las prácticas éticas como factores decisivos al elegir marcas. El consumidor es cada vez más selectivo e inteligente a la hora de entender cuán creíble y coherente es la propuesta sostenible y ética de las marcas, llegando a penalizar a aquellas que, a su parecer, utilizan ambos aspectos como meros reclamos comerciales.

Tecnología emergente e inteligencia artificial

Es fundamental plantearse si las innovaciones tecnológicas son capaces de aportar un valor real al consumidor o son simplemente «tendencias» que al trasladarse a la implementación repercuten en fricciones innecesarias y molestas para el cliente.

Las tecnologías como la realidad aumentada (RA), el Internet de las Cosas (IoT) y otras tecnologías están redefiniendo la experiencia de retail. Estas herramientas pueden mejorar la experiencia del cliente, optimizar la gestión del inventario y aumentar la eficiencia operativa.

Adaptación a la economía de la experiencia

El retail moderno no solo trata de vender productos, sino de ofrecer experiencias memorables. Los retailers pueden diferenciarse creando experiencias únicas en la tienda, como eventos, talleres o demostraciones de productos.

Tendencias en retailResumen
Personalización llevada al extremoLos consumidores buscan respuestas rápidas y personalizadas.
Experiencias omnicanal y sin fisurasDemandan interacciones y compras fluidas entre canales online y físico, exigiendo integración y sincronización en inventario y datos del cliente.
Vuelta a lo humano y alternativasSe espera una experiencia en tienda tan ágil como la online, con autopago, disposición efectiva de productos y información detallada sobre estos.
Sostenibilidad y éticaLos consumidores valoran cada vez más la sostenibilidad y ética de las marcas.
Tecnología emergente e IALas nuevas teconologías pueden mejorar la experiencia del cliente, optimizar la gestión del inventario y aumentar la eficiencia operativa.
Adaptación a la economía de la experienciaEl retail busca ofrecer experiencias memorables en la tienda, diferenciándose no solo por productos, sino por eventos, talleres y demostraciones.