diciembre 13, 2018

6 pasos para crear la mejor Shopping Experience

 

Las marcas deben tratar de reforzar el vínculo con el consumidor para fidelizarlo. Si le generamos una experiencia de compra enriquecedora estaremos creando en los clientes potenciales la necesidad de hacerse con nuestro producto.

Si, además, la relación con ese producto es satisfactoria tendremos un comprador recurrente y, muy probablemente, prescriptor.

1. Enfócate en el cliente

Comprende mejor los deseos y las necesidades de tus clientes.

¿Quién es exactamente tu público objetivo? ¿Qué necesitan? ¿Qué puede proporcionarles tu marca más allá del producto que ofreces?

2. Comprende sus hábitos y patrones

Descubre cómo actúa para llegar de forma eficiente y, a poder ser, única.

¿Es digital? ¿Qué hábitos de compra tiene? ¿Necesita probar el producto antes de comprarlo? ¿Qué intereses relacionados con mi producto tiene?

3. Crea una conexión emocional con tus clientes

El 50% de una experiencia de compra depende de la emoción. Los clientes son fieles porque recuerdan lo bien que tu producto les hizo sentir.

El producto, equipo, la tienda… ¿generan una emoción única en el consumidor?

4. Ofrece experiencias únicas

Ofrece a cada cliente una experiencia completa y personalizada. No te olvides de ningún cliente en ninguna de las fases del proceso de compra.

5. Recoge feedback en tiempo real

¿Cómo saber si estamos brindamos una buena Shopping Experience? Pregunta.

Encuestas de satisfacción por email, valoraciones en redes sociales, herramientas de puntuación en el punto de venta… Es importante saber qué piensan nuestros clientes en todo momento.

6. Calcula el ROI

Analiza si toda la inversión realizada en Shopping Experience (mejoras de producto, nueva tecnología, equipos y procesos) está dando sus frutos y, por lo tanto, se traduce en más ventas y mejor reputación para la marca.