3 beneficios de tener una baja rotación de tu equipo de fuerza de ventas

abril 1, 2021

beneficios baja rotación

¿Cuáles son los beneficios de tener una baja rotación?

Tener una baja rotación en los equipos de fuerza de ventas es uno de los principales retos de las empresas. En parte, porque una baja rotación en el equipo de fuerza de ventas permite tener a un equipo más formado y, además, asegurar la fidelidad y el compromiso de los empleados con los valores corporativos. Eso, a la larga, se traduce en equipos más efectivos.

Una baja rotación de los gestores en el punto de venta también supone un ahorro importante del presupuesto de ventas ya que no será necesario invertir tantos recursos en formar a nuevos empleados que se incorporen en plantilla.

Según apuntan en un estudio de Sodexo  el coste de un nuevo colaborador oscila entre el 30-50% de su salario anual. En este sentido, tener una baja rotación de los gestores del punto de venta podría ser, a su vez, la estrategia más sensata para reducir los costes de tu departamento comercial.

¿Qué es la tasa de rotación?

La tasa de rotación es un indicador que mide la relación de nuevas incorporaciones entre las que se marchan. Es decir, las diferencia entre altas y bajas en relación al total de empleados.

Una alta tasa de rotación es un signo inequívoco de que una compañía tiene un problema con la fidelización y retención de talento. Las empresas que logran tener a su personal motivado, son las que consiguen mejores índices de productividad.

No existe un indicador al que debas fijarte para averiguar si tienes un buen índice de rotación de personal o no. En parte, porque cada sector y área tiene su propia naturaleza y es oportuno tomar en contexto la compañía en su globalidad.

Según Factorial HR, la tasa de rotación por sectores es:

  • Tecnología y software, 13.2%
  • Ventas y productos de consumo directo, 13%
  • Medios y entretenimiento, 11.4%
  • Servicios profesionales, 11.4%
  • Gobierno y educación, 11.2%
  • Servicios financieros y seguros, 10.8%
  • Telecomunicaciones, 10.8%

Consecuencias de tener una alta tasa de rotación

Además de suponer un engorro para los departamentos de RRHH, tener una alta tasa de rotación también tiene una repercusión directa en el ahorro de costes de la empresa.

Los costes asociados a la contratación, formación y on boarding de un/a nuevo/a empleado/a pueden evitarse si se realiza un buen proceso de contratación y se logra que el equipo se sienta motivado es su posición laboral.

3 beneficios de tener una baja rotación de tus gestores de punto de venta

Más allá del ahorro económico y del aumento de la productividad de tu equipo, ¿qué otros beneficios tiene reducir la rotación de los gestores de punto de venta? A priori, podemos señalar 3:

1. Mejor relación con el cliente

Es más fácil querer a alguien cuando se le conoce más y mejor. Por eso, cuanto mayor sea el tiempo en el que un GPV gestiona una determinada marca, más fidelizado estará el gestor con el producto y más fácil será que la relación con tus clientes sea más fuerte y esté más consolidada.

2. Mejor inmersión con la marca

Para que un GPV se mimetice con los valores y necesidades de una determinada marca, son necesarios unos meses. Tener un alto índice de rotación en tu personal ralentizará y encarecerá los procesos de formación internos.

3. Mejor engagement del empleado

Tener una baja rotación de tus gestores de punto de venta es un claro indicador de que en tu empresa existen empleados motivados. Un empleado feliz es más productivo y eficiente.

“Externalia tiene una rotación de GPV un -78% menor que la rotación del mercado”

 

Actualmente, el índice de rotación medio del mercado laboral para los gestores del punto de venta es del 15%. En Externalia, el índice de rotación de los GPV es inferior al 3,5% . Tener un equipo fidelizado y formado te permite mejorar la ratio de éxito en nuestras acciones comerciales.