agosto 19, 2021

¿Cómo diferenciar a tu empresa gracias a tu estrategia comercial?

¿Cómo diferenciarte de una competencia cada vez más agresiva? ¿De qué manera puedes diferenciar tu producto del resto en un mercado homogéneo y altamente competitivo? La mejor defensa es un buen ataque. Muchas veces, el camino más corto para lograr destacar en tu sector es invirtiendo en el departamento de ventas.

En parte, porque son ellos los que están cada día en la primera línea de batalla relacionándose con tus clientes y extrayendo insights relevantes para la marcha de tu empresa. En este sentido,  tu estrategia comercial puede resultar un pilar decisivo para lograr diferenciarte en un mercado cada vez más homogéneo.

Generalmente, dentro de las empresas, los equipos comerciales suelen tener un perfil diferente al resto de departamentos de tu empresa. En parte, por la exigencia y presión que soportan cada día, el tipo de profesionales que trabajan en el equipo de fuerza de ventas tienen un carácter único que les lleva a obsesionarse por lograr su objetivo: la venta.

4 características del equipo de ventas

Para una correcta dirección de la estrategia comercial, resulta vital entender cómo es el departamento de fuerza de ventas. Solo así podremos emprender las acciones más adecuadas. Si bien es cierto que cada equipo comercial depende, en buena medida, de factores contextuales (como el sector, ubicación, estructura de la empresa…) hay algunos rasgos que se suelen repetir:

1. Enfocados a resultados:

El equipo de fuerza de ventas es un departamento que está enfocado 100% en resultados. Su trabajo se mide en función de indicadores objetivos, cuantificables y completamente monitoreables como el número de ventas o la generación de oportunidades de venta.

2. Necesidad de comunicación de la estrategia comercial

Si la comunicación en la empresa es una necesidad capital, en el área de ventas es aún -si cabe- más relevante. El departamento de gestión de dirección estratégica necesita asegurarse de que las decisiones tomadas en el órgano decisor se ejecutan de manera adecuada en el punto de venta.

3. Habilidades sociales

Un denominador común de todos los profesionales de las ventas es la habilidad de empatizar con sus interlocutores. Se trata de un tipo de profesional que está en contacto constante con otras personas con las que necesita interactuar y empatizar para poder llevar a cabo con éxito su proyecto.

4. Imprescindible know-how

En ventas, no hay un método científico ni una norma a la que nos podamos ceñir para asegurar el éxito. Al tratarse de un departamento tan dependiente de las relaciones humanas, es necesario moldear la estrategia comercial en función de las necesidades de cada cliente. En este sentido, el know-how de tu equipo puede ser decisivo para enfrentarse de manera adecuada a las situaciones.

Marcar la diferencia gracias a la estrategia comercial

Una vez aclaradas cuáles son las principales características del equipo de fuerza de ventas, conviene determinar de qué manera podemos diferenciar a nuestra empresa gracias a la estrategia comercial.

Según informan en un artículo de Super Office, el 68% de los decisores de compras prefieren interactuar con un profesional capaz de escuchar sus necesidades y de proporcionarles las soluciones adecuadas a sus problemas.

Los equipos de fuerza de ventas que consiguen marcar la diferencia son capaces de encontrar soluciones creativas para aquellas situaciones más complejas. Esta es una facultad que se gana con la experiencia y se agiliza con la tecnología adecuada.

La tecnología una palanca diferencial

En esta ecuación, tener herramientas que permitan estandarizar, monitorizar y comunicar de manera ágil las necesidades de tus clientes puede resultar decisivo para mejorar su experiencia del cliente. En el fondo, lo que tus clientes quieren es satisfacer sus necesidades con el menor coste posible (tanto económico como personal).

Un equipo de fuerza de ventas que cuente con las herramientas adecuadas podrá suponer una importante ventaja competitiva a la hora de causar una buena impresión a tus clientes.

Asegúrate de contar con la experiencia necesaria

La otra incógnita que debemos despejar para poder diferenciarnos de la competencia gracias a la estrategia comercial es la de ser capaces de resolver las necesidades de nuestros clientes. En este caso, la experiencia es un grado.

Contar con un equipo comercial que tenga años de rodaje en el área comercial y en el sector en el que operas puede convertirse en una de las estrategias más eficientes para tu compañía.

El outsourcing comercial  puede ser la manera más eficiente de conformar a un equipo de fuerza de ventas con el expertise adecuado y equipado con la tecnología más avanzada. Además, la externalización comercial proporciona mucha flexibilidad a tu estrategia comercial y facilita mucho la toma de decisiones dentro de la empresa.