GPV de Barcelona ¿Cómo encontrar a los mejores perfiles comerciales de tu ciudad?

La facturación depende de tu fuerza de ventas. Por tanto, si los gestores de punto de venta hacen un mejor trabajo, es muy posible que se venda más.

GPV de Barcelona

¿Cómo encontrar al mejor GPV de Barcelona?  Hay una regla no escrita que rige todos los negocios de éxito: los proyectos más exigentes necesitan a los mejores profesionales. En el área de las ventas, esta necesidad se vuelve, incluso, más relevante, ya que la acción comercial es una de las partes más sensibles de la empresa.

Del trabajo de tu fuerza de ventas depende, en gran medida, la facturación. Si los gestores de punto de venta hacen un mejor trabajo, es muy posible que se venda más. Si se vende más, aumentará la facturación de la empresa.

¿Cómo encontrar a los mejores GPV de Barcelona?

Partiendo de las premisas anteriores, el siguiente paso es saber qué puedes hacer para encontrar a los mejores GPV de Barcelona. Si bien es cierto que cada empresa es un mundo y es oportuno adaptar la estrategia en función del proyecto y del sector, podemos definir una metodología para la captación del mejor talento.

El primer paso es definir qué es lo que estás buscando y, acto seguido, entender muy bien qué habilidades y conocimientos necesitas en tu equipo para cumplir tus objetivos. Con las cartas sobre la mesa, llega el momento de la toma de decisiones. ¿Cómo encontrar a los mejores GPV de Barcelona?

Define el perfil de GPV que necesitas

Todo plan de éxito empieza con una hoja de ruta que determine y parametrice los pasos a seguir. En el caso de la formación de tu equipo comercial, antes de empezar a buscar perfiles, necesitarás definir muy bien qué tipo de proyecto tienes entre manos y qué perfil consideras más oportuno para cubrir esa vacante.

En esta operación, es importante que el orden sea, precisamente, el comentado anteriormente: primero definir las necesidades del proyecto y luego definir las cualidades que precisas para satisfacer esas necesidades. Lo que determinará el éxito de tu acción comercial será la eficiencia con la que seas capaz de cubrir tus objetivos.

A la hora de definir las necesidades de tu proyecto, pueden ayudarte algunas preguntas como:

  • ¿Cuál es el objetivo principal de la acción?
  • ¿Qué va a determinar el éxito de mi acción?
  • ¿De cuánto tiempo dispongo para esta acción?
  • ¿Cuántos recursos (humanos y materiales) dispongo?
  • ¿Cuánto tiempo debo invertir en la formación de mi equipo?
  • ¿Se trata de un sector que requiera de formación técnica específica?

Una vez esclarecida esta primera parte, llega el turno de trabajar la job description de tus candidatos para el área de ventas. Realizar una job description no implica, necesariamente, que necesites contratar a alguien. Este ejercicio te servirá para determinar qué cualidades y funciones precisas.

En este ejercicio, es bueno que no te centres, únicamente, en los aspectos meramente funcionales. Piensa en qué habilidades necesitas para tu empresa y con que tipo de valores quieres trabajar.  Según apunta un estudio realizado desde Monster, el 80% de las organizaciones dicen que tienen dificultades para cubrir las vacantes debido a la continua escasez de habilidades.

Evalúa tu situación y toma decisiones

Las prisas son malas consejeras y no siempre has de tomar la decisión que parece más evidente. Una vez analizado las necesidades del proyecto, llega el momento de tomar decisiones.

Las opciones que puedes valorar son:

  • Contratar nuevo personal: si descubres que el proyecto precisa de habilidades que, actualmente, escasean en tu compañía, será oportuno que contrates a un nuevo GPV para tu equipo.
  • Reubicar a tu fuerza de ventas: dependiendo de cómo sea el proyecto, es probable que cuentes con personal capaz de cubrir con garantías la posición.

Fuerza de ventas externa: una solución eficiente

En el caso de precisar de talento, una opción muy valorable es la de contar con fuerza de ventas externa. La fuerza de ventas externa es un concepto que se utiliza para referirse a la fuerza de ventas que una empresa subcontrata a una empresa tercera para llevar a cabo su actividad comercial.

Esta es una opción muy interesante, ya que, en algunos casos, una externalizar los servicios comerciales puede llegar a ser más económico, eficiente y productivo. Algunas de las ventajas de la fuerza de ventas externa son:

  • Una mayor flexibilidad. La empresa contratante paga en función de soluciones ofrecidas por la empresa externa. Es decir, se “compran” proyectos cerrados. Para algunas marcas de retail esta es una opción muy rentable. En parte, porque una vez finalizado el proyecto, la marca no debe asumir gastos recurrentes por la contratación de personal.
  • Mayor expertise: Al contratar a una empresa externa, no solo contratas un equipo de vendedores. También contratas la experiencia y herramientas tecnológicas utilizadas por la empresa de outsourcing comercial.